La Guía del Estilo: Cómo descubrir tu auténtica talla de sujetador.

Tal vez cuando entramos en la preadolescencia ir a comprar sujetadores es mucho más fácil, pero a medida que creces no solo el cuerpo cambia, también cambian las opciones y sobre todo las tallas. Yo no recuerdo haberme tomado medidas para saber qué talla de sujetador era la mía y estoy segura de que ninguna de mis amigas lo hizo ni lo ha hecho nunca. La mayoría de nosotras probamos que el pecho encaje bien y punto -y muchas veces ni eso-; elegimos entre las tallas que se ofrecen la que más o menos nos va y a otra cosa, mariposa ¡Error! Lo cierto es que si no elegimos la talla de sujetador adecuada la ropa no nos sentará igual de bien, y peor aún, podemos llegar a tener problemas no sólo de espalda, sino dolor de cabeza y deformaciones postulares y además también contribuye a la caída del pecho y aparición de estrías.

senos1

Puedo imaginar que algunas de vosotras empezáis a arrepentiros de vuestra despreocupación ante esto o no, tal vez estéis en la minoría, porque según un estudio hecho en Catalunya hace algunos años, un 70% de las mujeres usa una talla inadecuada de sujetador. En otro estudio realizado por una marca de lencería se constató que un 80% desconoce cuál es su talla real. Resulta curioso que una prenda que la gran mayoría de las mujeres –por no decir todas- usamos a diario y que acoge y recoge una parte tan importante de nuestra anatomía nos sea tan desconocida. Por eso en el post de hoy, intentaré quitaros esta costumbre para que compréis con algo más de cabeza, os voy a enseñar algo que sorprendentemente muchas mujeres todavía no saben: cuál es tu autentica talla de sujetador. Hoy os explicaré cómo interpretar y calcular vuestra talla.

sujetador--644x362

Antes de nada, debéis saber que hoy se utilizan básicamente tres sistemas de tallaje: el europeo, el francés y el inglés. En España la gran mayoría de empresas suelen disponer de la talla francesa, que engloban todos los tipos de pechos en solo 5 contornos (80, 85, 90, 95 y 100) y 3 copas (B, C y D). De momento ya sabéis descifrar la talla, pero ¿Seguís sin comprender nada? No os preocupéis, tened una cinta métrica a mano y os explicaré paso por paso. Continuemos.

Cómo os decía, las tallas de los sujetadores se componen de dos medidas distintas:

1. El contorno, que es el diámetro que rodea la espalda bajo tu pecho por debajo de la línea del aro del sujetador y alrededor del tórax, y que, como ya sabéis se refiere a la cifra de la etiqueta.

2. La copa, que es la medida del contorno de la parte más prominente de tus pechos, a la altura de tus pezones y se traduce en la letra. La copa, en resumidas cuentas, se calcula de la siguiente manera: contorno de pecho-contorno de tórax.

Llegados a este punto, creo que es hora de coger el metro:

Mide el diámetro del tórax, justo por debajo del pecho y no aprietes demasiado porque necesitarás respirar. Esta medida te indicará tu talla de contorno:

  • si mides entre 68 cms y 72 cms tu talla de contorno es la 70 europea (85 francesa)
  • si mides entre 73 cms y 77 cms tu talla de contorno es la 75 europea (90 francesa)
  • si mides entre 78 cms y 82 cms tu talla de contorno es la 80 europea (95 francesa)
  • si mides entre 83 cms y 87 cms tu talla de contorno es la 85 europea (100 francesa)
  • si mides entre 88 cms y 92 cms tu talla de contorno es la 90 europea (105 francesa)

Y así sucesivamente. Como ves la talla europea es más simple de calcular, pero para hacer la conversión a la española (la francesa) debemos sumarle 15 números.

Ahora mide tu pecho por la parte más saliente (a la altura de tus pezones más o menos) y hazlo desde el esternón. La diferencia entre esta medida y la del contorno del tórax te indicará la capacidad de copa que necesitas según el volumen de tu pecho. Dado que es un escalado un poco complejo, para no volverte loca lo vamos a simplificar y resumir de la siguiente forma:

Resta a esta medida de contorno de pecho (ej: 88 cms) la de la talla que del contorno de torso (ej: 70)

  • Si la diferencia es menos de 14 cms te corresponde una COPA A
  • Si la diferencia es de 14 a 15 cms te corresponde una COPA B
  • Si la diferencia es de 16 a 17 cms te corresponde una COPA C
  • Si la diferencia es de 18 a 19 cms te corresponde una COPA D
  • Si la diferencia es de 20 a 21 cms te corresponde una COPA E

Y así sucesivamente escalando + 2 cms. En el ejemplo, con 88 cms de contorno de pecho menos una talla 70 de contorno de torso, la diferencia da 18, luego la talla de sujetador es una 70D europea (85D en la francesa).

Ta vez es un poco lioso de primeras, pero si habéis estado atentas seguro que os habéis dado cuenta de que tampoco es tan difícil ¿No?

Dita-Von-Teese-sujetador

Como has podido comprobar, para calcular las tallas de sujetador se usan tablas escaladas con lo cual las tallas sugeridas son una aproximación. Muy reales, sí, pero no dejan de ser una aproximación. En la vida no todo es tan cuadriculado ni nosotras estamos hechas con un molde y talladas del mismo patrón. Así que hay ciertas cosas que, si debeis tantear, como por ejemplo si tus medidas están en los extremos de los escalados de las tablas (por ejemplo, si la diferencia entre tus dos medidas es 19 cms) puede ser que te sientas mejor saltando a la siguiente copa (con una copa E en lugar de una D). Normalmente, si estáis dudosas entre una talla u otra es preferible que elijáis la mayor, un sujetador que nos está pequeño o muy ajustado puede traernos peores repercusiones que uno ligeramente holgado.

Por otra parte, debéis tener en cuenta que el contorno y la copa guardan proporción. Eso quiere decir que una misma letra de copa (por ejemplo, C) no tiene la misma capacidad en todas las tallas de contorno. No es lo mismo una C de una talla 75 que de una 95. Aquí radica el error más común y el porqué del uso de tallas inadecuadas: para que nos “quepa el pecho” dentro de la copa que nos ofrecen (cuesta encontrar copas más allá de la C) usamos tallas demasiado grandes de contorno (porque una C de una 90 es mucho más completa que una C de una 75 y posiblemente necesitemos una 75 pero con una copa F).

Esa proporcionalidad entre contorno y copa nos lleva a las Tallas Hermanas. Si precisos ajustes para dar con tu talla ideal puedes hacerlo teniendo en cuenta que aumentar o reducir contorno quizás requiera aumentar o reducir copa. Si conoces la talla correcta de tu contorno y de tu copa. La combinación de ambas será tu talla de sujetador perfecta.

También debes tener en cuenta la forma de tus pechos a la hora de elegir tus sujetadores. Algunos patrones te sentarán mejor que otros y evitarás incomodidades. Recuerda que los sujetadores nunca deben clavarse en ninguna parte de tu cuerpo ni apretar. Los aros dan mayor sujeción, pero para evitar molestias así que no deberían causarlas.

sujetador

Puedo imaginaros delante del ordenador leyendo este post y pensando “¡Diós mío! ¡Qué lío! ¡Parece que necesitas un doctorado sólo para saber que talla de sujetador necesitas!”. Bueno, fuera preocupaciones, si os resulta demasiado complejo siempre tenéis calculadoras de tallas online en las que metéis las medidas y te da el resultado, aunque eso sí, es como utilizar un traductor online para escribir una redacción en inglés, no esperéis milagros, porque no son cien por cien precisas.

Si aun así os resulta un  verdadero quebradero de cabeza ¡Estilistas para qué os quiero! Buscad un asesoramiento experto y personalizado que os pueda guiar.

Ya para acabar, y antes de que consiga que os estalle la cabeza os voy a dar unos últimos consejos para que vosotras mismas sepáis reconocer cuando estáis usando la talla equivocada y dónde está el error.

Tu sujetador te va pequeño de copa si:

  • El pecho te sale por arriba o por abajo.
  • El contorno de tu sujetador descansa encima de tu pecho en lugar de hacerlo en tus costillas.
  • Te deja marcas en los hombros y las tiras no dan más de sí.

Sabrás que te va pequeño de contorno si:

  • Te deja marcas en el torso.
  • Lo cierras en la última fila de ganchos.

Sabrás que tu sujetador te va grande de copa si:

  • Caen las tiras y no puedes ajustarlas mejor.
  • Te hace arrugas y efecto bolsa.

Sabrás que tu sujetador te va grande de contorno si:

  • Se te sube de atrás.
  • Lo cierras en la primera fila de ganchos y no lo sientes bien sujeto. Es recomendable que puedas llevarlo cerrado por la mitad.

Untitled-design-4

¿Sabéis ya cuál es vuestra talla de sujetador?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s