Descubren el secreto del bronceado eterno

De sobra es conocido el hecho de que, a lo largo de la mayor parte de la Historia, tener una piel blanquecina era un símbolo de distinción de las clases altas, la aristocracia y familias reales (de ahí el origen del término ‘sangre azul’: al tener la piel pálida se podían ver las venas azules) porque estas personas siempre quedaban resguardadas del sol ya fuera bajo sus sombrillas y sombreros cuando salían a pasear durante el día o porque permanecían en tus casas y mansiones. El caso es que rara vez un solo rayo del astro rey se colaba y tocaba aunque fuera por casualidad algún centímetro de su piel.

Por el contrario, las clases más bajas y la mayoría de las clases trabajadoras realizaban su jornada a la intemperie y bajo el sol, así que al contrario que los anteriores solían tener una piel tostada la mayor parte del año.

bronceado1

Pero esto comenzó a cambiar recién iniciado el siglo XX, cuando los avances en la ciencia permitieron que la población conociera algunos beneficios terapéuticos que tenía el sol sobre la salud. Los médicos comenzaron a recetar/recomendar a sus pacientes tomar ‘baños de sol’ para combatir algunas enfermedades (entre ellas la anemia, la depresión, refortalecimiento óseo, etc). Aunque algunos miembros de la alta sociedad continuaban resistiéndose a que su piel fuese bronceada llegó un momento en que, de la noche a la mañana, se decidió que ser de ted blanca ya no resultaba atractivo y durante la década de los años 20, algunos de los círculos más exclusivos comenzaron a aparecer con la piel bronceada por el sol gracias a precursoras de la piel bronceada como Coco Chanel y Josephine Baker.

bronceado2bronceado3

La popularización del bronceado a través de Coco es en realidad una anécdota de la diseñadora, tan simpe como que, tras regresar a París de vacaciones habiendo realizando un crucero por el Mediterráneo a bordo del yate del duque de Westminster, llegó con la piel tostada por el sol. Coco era una de las personas más influyentes en la moda en este momento y absolutamente todo lo que hacía, diseñaba o decía se ponía de moda, así que comenzó a ser imitada por la legión de seguidoras que tenía. En cuanto a nuestra segunda precursora, la cantante y actriz Josephine Baker, conocida como ‘la mujer de la piel de caramelo’, hizo que muchísimas mujeres de todo el mundo tratasen de emular su tono natural de piel bronceándoselo.

bronceado4

De hecho, tal fue el auge de esta tendencia que, en 1927, el diseñador y perfumista francés Jean Patou, lanzó al mercado la primera loción bronceadora de la historia: ‘Huile de Chaldee’. Sobra decir que a lo largo de los años esta tendencia continuó creciendo más y más hasta llegar al día de hoy. Estar moreno o morena es obsesión para muchos en cuanto asoman los primeros rayos de sol de la temporada.

bronceado6bronceado7

E aquí la cuestión de la noticia que tengo hoy para vosotros y es que después de esta lección de historia debo comunicaros que Los médicos de la Universidad de Harvard (EEUU) están experimentando con una crema que broncea la piel, pero ¡ojo! No es otra crema bronceadora que tiñe la piel, sino un fármaco que estimula la producción de melanina, que nos protege del sol y que no causa los daños que produce la radiación ultravioleta según publica la revista científica Cell Report en su último número.

bronceado 6

Los investigadores buscaban activar las reacciones bioquímicas que desata la radiación ultravioleta en el cuerpo humano, pero sin el riesgo de producir mutaciones (y que termine en un posible cáncer de piel) en las células de la piel, lo que conllevan el envejecimiento de esta y la aparición de arrugas y demás. Y al fin han dado con una forma que podría conseguir los efectos beneficiosos del bronceado sin que sea perjudicial, pero ¿cómo?

La clave está en la molécula SIK. Esta molécula actúa como un interruptor en la producción de melanina por el cuerpo: si está activa o “encendida”, la piel no se broncea, pero si por el contrario se “apaga”, vuelve la secreción de melanina. El fármaco desarrollado por los científicos de Harvard es sencillamente un inhibidor de SIK, por lo que, al aplicar la crema, el cuerpo reanuda la creación de melanina y da a la piel un bronceado sin dañarla, por lo tanto la radiación ultravioleta no participa en esta reacción.

bronceado9

Los investigadores son precavidos así que todavía están y estamos a la espera de que el producto pase todas las pruebas de seguridad, pero lo cierto es que podríamos estar ante el secreto del bronceado eterno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s